Total de visualitzacions de pàgina:

divendres, 23 de novembre de 2012

La luz a la libertad


La luz a la libertad

Parecían ser las 3 de la noche, pues no había reloj como para medir la hora, caminaba el arrastrando a su cansado animal por las dunas del desierto, en aquellos tiempos la noche era la mejor hora para poder moverse de punta a punta de su territorio, lo que para el representaba su mundo.
Esta era la rutina de nuestro joven amigo, cada noche movilizaba a su animal, un viejo burro que le ayudaba a cargar con aquello que el identificaba como su casa, para entonces este joven de solo 17 años había realizado este mismo recorrido cada  noche durante los últimos 7 años. Tras la muerte de sus padres, que fueron castigados por los gobernadores del reino, todo ello por la escasez de alimento entregada al rey al final de mes, lo que se clasifico de falta de honestidad al reinado y se castigo con la pena de muerte y la larga servicialidad de el joven hijo a su rey.
Así pues nuestro amigo no tuvo mas opción que la de ir cada día de su vida al poblado a recompensar al rey y regresar al desierto a descansar puesto que el honorable rey no dejaba que se albergara en su reinado.
Nuestro huérfano no tuvo elección de pequeño y no le quedaba mas remedio que cumplir las ordenes por miedo al posible castigo. Tenia el la labor de mantener todos los campos del reino en perfectas condiciones, además de cumplir todo lo que le ordenasen, entre otras cosas, hacer de bufón para el honorable
Entre unas de estas noches la cual el regresaba, pudo observar como un seguido de luces continuas que lo iluminaban y que incluso parecían decirle algo, que cansado debo de estar hoy pensó… no le dio importancia hasta que al día siguiente…
Al día siguiente era el tema de conversación entre los plebeyos, todo el mundo pudo visualizar ese espectáculo luminoso, todo el mundo creía también que parecía indicarles un mensaje personal
De vuelta a la rutina, no tenia tiempo de charla con los vecinos, cada día era una contrarreloj para acabar la faena a tiempo y poder marcharse
Camino a su “casa” de nuevo volvió, volvió esta luz, este foco de vida que parecía querer darle un mensaje, esta vez estuvo atento, no lo dudo, quedo anonadado, estos destellos parecían hablarle, lo intento escuchar, lo intento interpretar…La noche en vela, esta fue la repercusión de tanta ilusión agarrada y no interpretada
La nueva luz se convertía en la rutina, se convertía esto en su forma de entender la noche, en ese oscuro camino la luz cambiaba radicalmente el regreso al hogar, es viejo asno acostumbrado a la luz incluso aprovechaba para caminar en dirección continua.
Día tras día el joven esperaba ansioso plegar de su dura jornada para poder descansar bajo la brillante luz, se atrevía incluso a interpretar que quizás la luz eran mensajes de sus padres, mensajes de los dioses, pasaba las noches en vela especulando sobre la posible interpretación.
En un ataque de valentía el joven decidió huir, alejarse de todo lo que lo ataba al reino y buscar camino en otras tierras, su asno, su viejo amigo y a la vez su única familia había fallecido unos días atrás, asi que ya no tenia nada por lo que quedarse en este pozo.
Tras largas horas charlando con la luz, decidió luchar por su huida, agarro en la espalda sus pocas pertenencias y tomo camino, camino a un futuro…

No se sabe mas de nuestro amigo, esto no es una historia con un final feliz, tan cierto como la vida real en este cuento pudo haber pasado de todo, y podemos objetar con diferentes finales a gusto del lector, añado únicamente que nunca se supo que era la famosa luz, ¿de donde provenían estos destellos que motivaron y animaron a nuestro protagonista a buscar un final mejor?
No nos encontramos una luz de regreso a casa quizás, pero si podemos encontrar algo, existencial o abstracto que nos ayude a afrontar una difícil situación o simplemente buscar un mañana con esperanza

2 comentaris: